Normalmente, las empresas que nos dedicamos a la fabricación de estructuras metálicas, llevamos a cabo el proceso en plantas especialmente diseñadas. Utilizamos los equipos más modernos y sofisticados en cada momento. Además, contamos con la mejor y más cuidada selección de personal y, por supuesto, con un excelente programa para el control de la calidad.

Si tenemos en cuenta que el personal de obra es fundamental, debemos prestar especial atención a la vigilancia. Así como a la capacitación y al control, de este modo la planta en la que trabajamos tendrá las mejores instalaciones posibles.

Ésto permite una cómoda y sencilla aplicación de los procedimientos necesarios para la fabricación de estructuras metálicas. El resultado, garantizar la excelencia de cada uno de nuestros trabajos y servicios.

Gracias a las modernas tecnologías, se han desarrollado maquinarias y equipamientos especializados para cada fase de la fabricación, como el corte, el enderezado o la soldadura. Estas maquinarias permiten que se garantice (con un uso adecuado) un producto con una calidad final extraordinaria, y que cumpla con todas las normativas vigentes.

Además gozamos con más de 50 años de experiencia en la fabricación de estructuras metálicas, lo que permite a Domingo Serna S.L establecer normativas a nivel internacional para nuestras construcciones metálicas.

Nuestros rigurosos controles de calidad, nos han hecho ser merecedores de un reconocimiento óptimo garantizando la ausencia de errores en nuestros proyectos. Utilizamos un acero de alta calidad y con todos los controles específicos y normativas en regla.

Solo así se consiguen trabajos de calidad y que cumplen con todas las exigencias de nuestros clientes.

Proceso de fabricación de estructuras metálicas

Pedido de material:

Para el pedido de material, siempre tenemos en cuenta el tamaño de las piezas que se van a fabricar. Ésto se traduce en un menor impacto sobre el coste para nuestros clientes.

Los pedidos de material para realizar piezas especiales, suponen un coste extra al que el cliente tendrá que hacer frente. En esos casos, siempre realizamos estudios comparativos entre las diferentes ofertas del mercado, eligiendo el que más beneficie al proyecto.

Enderezado y corte del material.

Antes de proceder al corte del material, deberá someterse una inspección cuidadosa y enderezar aquellas piezas que hayan sufrido algún tipo de deterioro.

Trazo y preparación:

El trazo se hará de acuerdo con los planos y solicitando la aprobación del jefe de taller. El trazador deberá también ordenar la hechura de las preparaciones de las piezas para efectos de soldadura, tales como biseles y cortes especiales.

Armado y punteado

El armado consiste en presentar sobre el trado un conjunto de elementos que formar una pieza.

El armador deberá comprobar y rectificar cada uno de los cortes de los diferentes elementos, ajustándose siempre al trazo aprobado. Para facilitar el armado, deberán unirse las piezas entre sí por medio de puntos de soldadura, las piezas deberán poder moverse y girarse sin  que se rompan los puntos.

Soldado

Las piezas punteadas serán soldadas según los planos ofrecidos por el taller. Es importante tener en cuenta: tipo de soldadura , tipo de corriente, tamaño, distribución y longitud de los cordones.

Para el correcto soldado de las piezas, se recomienda el uso adecuado tanto de las instalaciones como de las herramientas como grúas móviles, diablos, rodillos, bancos y otros, que permiten la colocación de las piezas en posición adecuada y favorable para la soldadura buscando siempre el mejor ángulo.

Inspección.

Una vez soldados los elementos y terminado el proceso de fabricación de estructuras metálicas, deberá ser revisada cada junta, teniendo en cuenta el tamaño de la soldadura, longitud y aspecto exterior de la misma.