Importancia de la limpieza del material para su utilización en construcciones metálicas

En Construcciones Metálicas Domingo Serna, sabemos que para logar los mas altos estándares de calidad, debemos contar siempre con los mejores materiales a la hora de afrontar la fabricación de estructuras metálicas.

Sin embargo, pese a contar con los proveedores de mas reputación del mercado, realizamos un exhaustivo proceso de limpieza del material para su utilización en construcciones metálicas antes de proceder al montaje de las estructuras.

Para nosotros es de vital importancia que el material que vamos a utilizar, presente siempre el grado mas superior de limpieza posible, a fin de garantizar la mejor soldadura posible.

Existen diferentes maneras de limpieza del material para su utilización en construcciones metálicas.

Estas dependen del grado en que se encuentren en cuanto a corrosión o impurezas que contenga.

Los más comunes son los siguientes:

1º. Disolventes.

Esta especificación cubre el procedimiento requerido para disolventes utilizados en superficies de acero:

– Tanto para antes de aplicar la pintura como para remover escamas, óxido o recubrimientos.

Este es un procedimiento  que se utiliza para remover impurezas contaminantes como:

– Grasas

– Aceites

– Tierra con el uso de los solventes

Pudiéndose utilizar como preparación de la superficie para la aplicación de la pintura o recubrimiento.

El aceite o las grasas pueden retirarse con cualquiera de los siguientes métodos.

Primero: Humedeciendo los cepillos con los que se limpiara la superficie

Segundo: Mojando la superficie totalmente con el solvente.

Tercero: Por inmersión total de material en tanque con contenido de solventes.

El cemento y la tierra son retirados de la superficie con cepillo o con soluciones alcalinas o con la combinación de ambos.

La utilización de emulsiones están sujetas a una condición: que después de la aplicación de las emulsiones se tendrá que lavar la superficie con agua caliente, teniendo cuidado de que no queden residuos de la emulsión en la superficie.

2º. Herramientas manuales

Es un método para la limpieza del material para su utilización en construcciones metálicas que tiene como objetivo final la pintura de las mismas.

El retiro de las escamas, oxidación y pintura existente, se realiza por medio de cepillado, raspado o alguna herramienta manual de impacto.

Con este método no se garantiza que se retire el 100% de las impurezas.

Quedaran las que se encuentren incrustadas en el material. Solamente se utiliza cuando no es posible aplicar el siguiente método.

3º Herramientas mecánicas.

Es un método que limpia al igual que el método anterior, superficies de metal con escamas, oxidación y pintura; pero con la utilización de herramientas eléctricas o neumáticas, como pueden martillos, cepillos o discos abrasivos.

A diferencia del anterior método de limpieza del material para su utilización en construcciones metálicas, con este si que conseguimos un resultado 100% satisfactorio, lo que nos permite aplicar la pintura en el material con un éxito rotundo.

4º Limpieza con flama de acero nuevo

Es un método de limpieza del material para su utilización en construcciones metálicas que se aplica a superficies que no han sido pintadas.

Se basa en la alta temperatura, por medio de flamas de oxiacetileno, para poder retirar los residuos de escamas o oxidaciones.

Este método tiene una ventaja sobre los otros: la pintura se puede aplicar en menos tiempo, ya que es un método seco a diferencia de los anteriores.

5º Chorro de arena

Es un método que prepara superficies metálicas para ser pintadas por metido de materiales abrasivos y fuerzas centrífugas, garantizando con este método el retiro de toda la impureza suelta o incrustada en el material, cuando la superficie tenga un color uniforme se dice que está completamente lista para ser pintada o que está limpia de pintura.